Vivencia Skin Care

Productos 100% naturales fabricados artesanalmente
en el proyecto de biodiversidad extremeño, Vivencia Dehesa

Vivencia Natural Skin Care surge del deseo personal de Nora de Liechtenstein y de dos socias, el cual se encamina a manufacturar una cosmética biológica, artesana y de calidad, elaborada con productos de la zona y con un equipo que trabaja de una forma rigurosa, científica y con total garantía sanitaria.
En Vivencia apuestan por las virtudes de la naturaleza que nos rodea, en el uso de plantas autóctonas de la zona para elaborar cremas y aceites que vayan más allá de lo simplemente estético y se conviertan en verdaderos cuidados para la piel y los sentidos. Por eso, siempre que es posible utilizan en sus formulaciones aquellas plantas y materias primas que pueden recolectar en Vivencia Dehesa.

vcdsv

 

Pero, ¿En qué consiste esta iniciativa? Vivencia Dehesa nace como un proyecto de regeneración de la finca Valdepajares de Tajo, a través de la permacultura. Tras varios años de trabajo dedicados a conservar el paisaje adehesado, se ha conseguido un extraordinario equilibrio de diferentes ecosistemas que han convertido esta finca extremeña en un referente de biodiversidad. Con más de 250 hectáreas, en las que el agua es protagonista principal, la dehesa concentra una amplia gama de paisajes asociados al bosque mediterráneo: lagunas, encinares, berrocales, sotobosques y praderas, que configuran el escenario ideal para las aves y la fauna silvestre.

Como consecuencia, en la finca se cultivan de forma ecológica una amplia variedad de plantas aromáticas y medicinales: romero, salvia, hierbabuena, caléndula, santolina, tomillo, cantueso, jara y encina. De esta forma, las plantas de la dehesa tienen certificación ecológica, otorgada por el Registro de Productores Comité de Agricultura Ecológica de Extremadura ( CAEX ), y una vez secas y envasadas se utilizan en la elaboración de sus productos.

Sin título

 

Los productos de Vivencia Natural Skin Care están diseñados de forma holística para proteger la piel, nutrirla, alimentarla y restablecer su salud, además de la parte emocional. De hecho, actualmente varios de sus cosméticos están siendo testados en hospitales, debido a sus excepcionales cualidades curativas en pieles extremadamente delicadas.

En el proceso les gusta aunar ciencia y tradición, retomando lo mejor de la artesanía de botica con sus plantas y extractos herbales y de la ciencia, en un entorno aséptico y con un proceso trazable. En su laboratorio de farmacia, de una forma artesanal y rigurosa, transforman las plantas en cosmética. De esta manera son capaces de ofrecer unos productos totalmente libres de componentes químicos tóxicos y prácticamente al completo sin conservantes o con aquel reconocido por Ecocert*. En lugar de ellos, las fórmulas contienen cera de abeja y plantas medicinales, además de estar enriquecidas muchas de ellas con aceites esenciales puros de origen biológico certificado, elegidos específicamente por sus propiedades tanto cosméticas como aromáticas.

El ozono es la forma más activa del oxígeno, destruye bacterias, virus, parásitos, hongos, mohos esporas y otros muchos contaminantes por oxidación en pocos segundos. Debido a su alta reactividad actúa de forma casi instantánea. Contiene también propiedades antiradicales libres, actuando como renovador y rejuvenecimiento celular.

Lo mejor de todo es que todas estas afirmaciones las sustentan en análisis periódicos en laboratorios externos, para asegurar al 100% que ofrecen productos de la máxima calidad.

grg

 

www.vivenciaskincare.com