Capitán Maní

Fuente natural de proteínas y minerales

La crema de cacahuete hace siempre referencia directa a la cultura americana, dado que es su tentempié más famoso y consumido. Razones no le faltan, ya sea por su sabor o por sus múltiples propiedades.  Aquí, en España, las dos variedades disponibles de Capitán Maní (suave o crujiente) llevan más de 20 años cosechando éxitos. Su versatilidad en usos culinarios y aporte energético la ha posicionado en la lista de las más vendidas del país.

 

 

Capitán Maní se elabora al más puro estilo americano a través de la recolección del cacahuete en las plantaciones del estado de Georgia y pasa por un minucioso proceso de tostado, molido y envasado, siguiendo los patrones y recetas tradicionales vigentes durante décadas en el sur y sureste de Estados Unidos.

En el desayuno, a la hora del almuerzo, como aperitivo, en la merienda o a modo de snack antes y después de practicar deporte… En todo momento, la crema de cacahuete es ideal como un sencillo tentempié y también como ingrediente de multitud de recetas mediterráneas, asiáticas y, por supuesto, en repostería, dado que aporta un sabor singular y cremosidad.

 

Su gran valor energético la convierte en el alimento ideal para los pequeños de la casa y adolescentes en fase de desarrollo, así como para aquellos que quieren aumentar masa muscular, deportistas que necesiten realizar una dieta hipercalórica o recuperarse de una buena sesión de entreno. Lo confirma el piragüista español, bicampeón olímpico, tricampeón mundial y campeón europeo, Saúl Craviotto, quien se ha convertido en embajador de Capitán Maní. “Sin duda, es mi gran aliado antes y después del entreno. Sin olvidar que es el ingrediente perfecto para mis recetas”, asegura.