Cannibal

Raw food para amantes de la cocina de calidad

El restaurante de origen gallego aterriza en el Barrio de Justicia para satisfacer a los caníbales más sibaritas de Madrid.

Una propuesta de platos crudos elegante y sofisticada que promete dejar huella en la capital.

Donde estuvo el antiguo Café Oliver famoso por sus brunch en las últimas décadas del siglo pasado, encontramos ahora Cannibal,  un capricho gastronómico que surge como sofisticado restaurante con la idea de acercar a España el concepto de “raw bar”, tan reconocido en América.

Apostando desde su reciente apertura por un producto de gran calidad, Cannibal busca ofrecer a sus comensales elegantes platos donde las elaboraciones sencillas y frescas sean las protagonistas. Una propuesta cruda y saludable que hará las delicias de cualquier foodie, esos auténticos “caníbales” verdaderos admiradores de la buena gastronomía y del producto sin artificios.

Cannibal

El esqueleto de su carta equilibrada, fresca y sin pretensiones está basado en propuestas crudas y marinadas como los ceviches, los tartares o los carpaccios. A su vez, destacan los mariscos, los pescados y carnes gallegas y las ostras francesas.

Además, no solo destaca por su propuesta gastronómica, si no también por su cuidada selección de vinos, eslabón imprescindible de este espacio que sigue la línea de su restaurante de origen en La Coruña. Más de 70 referencias entre vinos blancos,  tintos, rosados y espumosos, para degustar por copa o por botella. El maridaje perfecto para acompañar a una maravillosa experiencia gastronómica.

El espacio:

La clara influencia del trabajo de Roman & Williams en este nuevo espacio, reconocida inspiración de los socios Ignacio Juanvelz y Rodrigo Marchal a la hora de poner en marcha el local, se aprecia claramente en un primer vistazo.  Piezas de Alquian, Hoptimo y Serge Mouille se funden con otras piezas diseñadas ad hoc por los propietarios.

Por su lado, Juanvelz ha sido el principal encargado del interiorismo del restaurante, manteniendo las condiciones originales del espacio fundado por Adolfo Marsillach en los años 60 y respetando, entre otras cosas, la carpintería azul eléctrico tan característica del café.

Cannibal

Ubicado en la calle Almirante 12, la cocina del restaurante abre de martes a sábados de 13.30h a 16.00h y de 20.30h a 00.00h, entre horas, Cannibal estará abierto para tomar un café, un vino o un cóctel. Los lunes abren su cocina sólo para cenas y los domingos permanecen cerrados. El precio medio es de 35 euros.